Divulgatización y poder (“El Despensario”, en “Hablamos” RKB 106,9 FM)

Divulgar viene de vulgus, gente. Pero de aquí viene también vulgata, la traducción que la Iglesia hizo de la Biblia al latín. Como la del Corán, la traducción de la Biblia no era libre, sino que estaba sometida, por decirlo en térmnos modernos, a homologación por la Iglesia. Algo parecido ocurre con nuestros libros de texto escolares. ¿Divulgan en el sentido de acercar el conocimiento a sus lectores? ¿O lo hacen en el sentido de la vulgata eclesiástica, imponiendo una interpretación de lo divulgado? Me permito acuñar un neologismo para esta nueva posibilidad: divulgatización, y me pregunto hasta qué punto es posible escapar, de ella en la divulgación. ¿Puede divulgarse el conocimiento? ¿Pueden divulgarse las inquietudes, las preguntas que dieron lugar a ese conocimiento?

Puedes escuchar El Despensario aquí:

O el programa completo de Hablamos, aquí

Anuncios