ANSIEDAD

Aunque hoy tendemos a confundirlas, la ansiedad es uno de los síntomas de la angustia. La angustia no es una enfermedad que se deba curar. La angustia es inherente a la existencia. Lo que puede pasar es que no nos sintamos capaces de enfrentarla, y prefiramos huir. Pero si hacemos balance de nuestra vida (y de la de los otros), tendremos que admitir que las grandes decisiones, y las grandes creaciones, han sido producto de la angustia. La enfermedad, pues, no es la angustia, sino nuestra incapacidad de aliarnos con ella.

¿Quieres saber más? Pincha en este enlace para leer o escuchar más sobre la ansiedad y la angustia.

Anuncios